InicioProductosManufacturasLaboratorioNoticiasComo llegarContacto
  • Versión Castellano
  • English Version
Retención de Particulas 2012-13

Una de las características principales del tejido de filtración es la permeabilidad al aire. Esta propiedad va muy vinculada al rendimiento del filtro, es decir, la superficie filtrante de una tela o manga de filtración tiene que tener la suficiente permeabilidad para filtrar todo el fluido que el proceso genera. La otra característica importante es la capacidad de retención del tejido. Se requiere que el tejido retenga la mayor cantidad de partículas, ya que en la mayoría de casos estos sólidos tienen un alto valor económico. En especial en las industrias químicas y farmacéutica.

 

     Para determinar la capacidad de retención de un tejido, se han ideado diferentes métodos. Algunos de ellos tienen una validez muy relativa, y otros tienen un coste muy elevado. Texfiltra ha desarrollado el método de ensayo TEXMAX-60255, para dar una respuesta práctica y rigurosa a esta necesidad objetiva que el mercado viene solicitando desde hace años.

 

Métodos para medir la capacidad de retención de tejidos técnicos y de filtración, utilizados hasta la fecha

 Tamaño de poro equivalente. (Bubble pressure test).

     Este es un método diseñado en la década de los 60 en el que conociendo la tensión superficial de un fluido forzado a través de un tejido, se determinaba el radio medio de los poros del tejido. El gran problema es que este método no determina la geometría del poro, lo cual ofrece unos datos aproximados. Este método solamente es útil para comparar tejidos similares y muy homogéneos. A pesar de estas deficiencias es un método utilizado hoy en día. En muchos casos el método aporta elementos de duda que lo hace poco viable para determinar correctamente la capacidad de retención de un tejido.

     En tejidos no homogéneos como son los antiestáticos que tienen fibras metálicas o epitrópicas de carbón insertadas, los resultados son poco fiables, ya que el poro aparece en las intersecciones de fibras distintas, debido a las diferencias entre materiales y no al poro propiamente dicho.

 

Test de retención de partículas.

      Bajo esta descripción se albergan un buen numero de métodos utilizados en diferentes áreas de los tejidos técnicos. Hasta el día de hoy ninguno de ellos ha sido normalizado y aceptado internacionalmente. Laboratorios como el BTTG y el Whitehouse Scientific de Inglaterra o el ITV Denkendorf de Alemania han desarrollado pruebas de retención de partículas que sirven de guía en algunos campos de los tejidos técnicos. Estos métodos, además de no satisfacer del todo los requisitos de los tejidos de filtración son extremadamente caros; por lo cual su presencia en la industria es muy limitada.

     Todos los tests de retención de partículas están basados en el mismo principio: Se dispone de un gas contaminado con partículas de tamaño conocido. Este gas se fuerza a través de un tejido y se miden las que han conseguido atravesar el mismo. De esta forma se puede determinar el tamaño de partículas retenidas por el tejido. La manera de visualizar y contar las partículas que han atravesado un tejido se realiza por inspección visual sobre un filtro absoluto con microscopio o con un contador láser de partículas. Los resultados se presentan en forma numérica o en forma gráfica.

 

Test de retención de partículas.

     Teniendo en cuenta que es de vital importancia, para el diseño de tejidos de filtración, disponer de un método válido y eficaz para determinar la capacidad de retención de los mismos, nos vimos alentados a iniciar un proceso de investigación que culminó con la elaboración del método de ensayo TEX-MAX 60.255 que ofrece de una forma sencilla y científica poder determinar el nivel de retención de los tejidos de filtración.

 

Método de ensayo para determinar la retención de partículas de un tejido. TEXMAX-60255

icon

Descargar

     Este método de ensayo describe el proceso con el cual un gas (aire) contaminado con micro-esferas de cristal es fluidificado y forzado a través de un tejido (la muestra a estudiar). Las partículas no retenidas por el tejido, es decir, las que lo han atravesado, son recogidas en un filtro de membrana absoluto para ser medidas, y así determinar la capacidad de retención del tejido.

     El método tiene en cuenta el tamaño de las microesferas de cristal a utilizar,  dependiendo de la permeabilidad del tejido.